Despierta con energía: 4 posturas de yoga para activarte en las mañanas

Activar en las mañanas, y más iniciando el año, puede costarnos un poco después de unas vacaciones, así que aquí te traigo 4 posturas fáciles y geniales para comenzar tu día con mucha energía y movimiento.
Despierta con energía: 4 posturas de yoga para activarte en las mañanas

¿Tienes problemas para levantarte temprano y comenzar el día con energía? El yoga puede ser la solución. Practicar yoga en las mañanas ayuda a activar el cuerpo y la mente, y te prepara para enfrentar el día con claridad y calma. Además, el yoga también puede ayudar a mejorar la flexibilidad, fortalecer los músculos y aumentar la resistencia cardiovascular.

Así que aquí te comparto 4 posturas de yoga fáciles de hacer que te ayudarán a empezar el día con energía:

Saludo al sol.

Este conjunto de posturas es una excelente manera de activar el cuerpo y calentar los músculos. El saludo al sol consiste en una serie de posturas que se mueven en secuencia, trabajando todas las partes del cuerpo. 

Realizarlo en las mañanas te ayudará a sentirte más despierta y alerta, ya que mejora la circulación sanguínea y ayuda a estimular el sistema nervioso parasimpático. 

Es recomendable iniciar con unas 10-12 repeticiones.

La postura del guerrero.

Esta postura es excelente para fortalecer las piernas y abrir el pecho. Además, te ayudará a sentirte más segura y fuerte, preparándote para enfrentar cualquier desafío que se te presente durante el día. Esta postura también es beneficiosa para mejorar la postura y fortalecer los hombros, espalda, y core.

Te recomiendo mantenerla durante 30-60 segundos.

La torsión de la cadera.

La torsión de la cadera es una excelente manera de estirar y aliviar la tensión en la espalda y los hombros. Además, te ayudará a mejorar la digestión y a sentirte más alerta mentalmente. 

Si pasas mucho tiempo sentada, esta postura es para tí ya que ayuda a liberar la tensión acumulada en la columna vertebral. 

Te recomiendo mantenerla durante 30-60 segundos.

La postura del niño.

Esta postura es relajante y calmante, y es excelente para terminar tu rutina matutina de yoga. Te ayudará a sentirte más relajada y preparada para enfrentar el día con una actitud positiva.

Es recomendable mantenerla durante 1-3 minutos, respirando profundamente y permitiendo que el cuerpo se relaje completamente en cada exhalación.

Recuerda que al realizar posturas de yoga es importante escuchar a nuestro cuerpo y no forzar a realizar una postura si no estamos seguras o si sentimos dolor. Solo deja que fluya hasta dónde puedas. 

Si te gustan mis contenidos sobre bienestar y estilo de vida, no te pierdas mis contenidos en bellennials.

Más de Bellennials: